Mi receta

Empezamos con la lista de ingredientes:

V., N., padres, abuelas, tías, hermanos, primos, sobrinos, amigos, A., C., J., compromiso, valores, monitor de tiempo libre, campamentos de verano, enseñar, noviembre 1974, Iglesia, fe, cocina, surf, bici, snowboard, mecánica, coches-clásicos, Mini Morris, bricolaje, costura, electrónica, informática, emprender, viajar, inquietud, trabajo, tecnología, coches-competición, Porsche, Jarama, tortilla, El MiniBar, gin-tonic, ron, experiencias gourmet, vino, bodegas, lentejas, tarta de queso, Bilbao, Polonia, India, Londres, MG Midget, filosofía, hombre-orquesta, Sanabria, reformas, casa, jardín, garaje, barbacoa, agua, mar, playa, Interpasteles.

Elaboración:

1. Preparamos el recipiente

Hace ya más de 44 años que me embarcaron en esta aventura, de la que sigo disfrutando como el primer día. Precisamente de ese primer día, un 4 noviembre, en Bilbao, no recuerdo nada, aunque mis padres dicen que yo estaba allí y que fui el protagonista.

2. Mezclamos los ingredientes

Desde muy pequeño ya cocinaba, destripaba coches, construía artilugios… dando paso más adelante a dirigir campamentos infantiles, montar ordenadores o investigar el comienzo de Internet en los años 90. De hecho, desde muy muy pequeño (10 años) quise ser ingeniero electrónico, pero nacer polifacético predispone a no conformarse nunca con una sola actividad. Siempre me decía: «Si otra persona ha podido hacerlo, seguro que yo también podré».
En lo personal, siempre me ha gustado ayudar a los demás (a los de cerca y a los de lejos), hacer disfrutar a la gente, ser feliz ayudando a ser feliz.

3. Amasamos con cariño

Nunca he tenido claro qué es lo que más me gusta: ¿comer o cocinar? Y nunca he sabido cuál es la consecuencia de cuál. Algo parecido al huevo y la gallina.
En cualquier caso, los fogones siempre han estado ahí, en todas las etapas, con distintos platos, con distintas técnicas… pero siempre ahí.
Siempre he pensado que algo que nos une a todas las personas y a todas las culturas es disfrutar de los alimentos entorno a una mesa. ¿Qué mejor recompensa que hacer feliz a la gente siendo el artífice de esa mesa?

4. Preparamos el relleno

El tiempo lo llenan también amigos y aficiones, las cosas que se hacen por gusto y en compañía.
A lo largo de mi vida, mucho tiempo rodeada de ratones, discos duros e impresoras, he ido acumulando Amigos y Recetas con la suerte de integrar ambos en la misma mesa.
Del mismo modo que con el tiempo tengo que abrir la agenda para llamar y quedar con ese amigo que echo ya de menos, muchas veces tengo que abrir el recetario para cocinar ese plato que ya hace tanto que no disfruto y que me recuerda a esa persona y a ese lugar.

5. El horneado

Siempre he vivido con el radar encendido y la propuesta de un amigo me hizo tener una “corazonada”; como de las corazonadas conviene hacer caso, supe que frente a nosotros se abría un nuevo camino que sin duda había que recorrer.
El camino abierto fue esta página web: interpasteles.com. Es decir, la posibilidad de llevar a las casas de nuestros clientes la felicidad en forma de pastel. Organizar un sitio en Internet que sirviera para hablar de lo que hacen tantas pastelerías artesanas e imaginativas, difundir sus creaciones y, en general, celebrar la repostería.

6. Presentación

Conocer, compartir y amar: tres verbos que han sido y son importantes en mi vida.
También lo serán en este blog, porque en él que compartiremos recetas, ideas, sabores y métodos; conoceremos los cómos, los cuándos y los porqués del mundo de la pastelería; y hallaremos algunos motivos para el amor… a la repostería.

(Visited 149 times, 1 visits today)